viernes, 3 de abril de 2015

Recetas veraniegas: Alitas de pollo asadas

2015©María A. Domínguez

Una forma sencillísima de hacer las alitas de pollo, ideal para comer fuera, picnics,
barbacoas o simplemente delante del ordenador con una cerveza bien fría (sí, así me las he comido hoy).

Ésta es una versión de la receta de Martha Stewart, "Emeril's Oven-Roasted Chicken Wings". 





ALITAS DE POLLO ASADAS

Nota: la cantidad de alitas dependerá del “saque” que tenga cada uno, yo dejo la receta para dieciséis piezas, si se hacen más, obviamente habrá que aumentar proporcionalmente el resto de cantidades, aunque tampoco hace falta que sea exacto.

Utensilios:

Bol grande
Bandeja para hornear (el tamaño dependerá de la cantidad que vayáis a hacer)
Papel de hornear (opcional, yo lo uso porque así es más fácil limpiar después)
Pinzas de carne (opcional, también se puede usar un tenedor)
Guante de horno


Pasos previos:

Precalentar el horno a 260ºC (en mi caso puse calor arriba-abajo más ventilador)


Ingredientes:

16 alitas de pollo.
Zumo de dos limones.
3 dientes de ajo bien picados.
1 cucharada sopera (rasa) de pimienta (mejor recién molida)
1 cucharada sopera (rasa) de tomillo fresco, si no tenéis, se puede poner seco, aumentando la cantidad al gusto.
2 cucharadas de postre (rasas) de sal.
1 cucharada de postre de pimienta de cayena o en copitos.
125 gr. De mantequilla sin sal derretida (se puede hacer en el microondas, diez segundos, removiendo, otros diez segundos, así hasta que quede líquida, procurando que no llegue a hervir).


Preparación:

En el bol mezclar todos los ingredientes, remover bien con las manos que quede bien embadurnado y dejarlo diez minutos reposando.
En la bandeja para horno colocar todas las alitas en una sola capa, que no se solapen, dejarlo a 260ºC durante 20 minutos, comprobar que están tostadas, girarlas otros 15 minutos, lo mismo, cuando estén doradas se sacan del horno.
Se pueden servir con patatas asadas y salsa al gusto, eso sí, recomiendo que la salsa no sea muy fuerte porque con las cantidades que he puesto, salen bastante picantes.

Bon profit!



jueves, 16 de octubre de 2014

Pan de molde casero

Aquí la receta para hacer tostadas y sandwiches ricos ricos, y para cualquier cosa porque este pan queda esponjoso y crujiente por fuera, éste sí que lo aguanta todo.


Ingredientes:

550 gr. Harina de fuerza (es importante que sea de fuerza o no saldrá bien)

350 ml. Agua caliente, (lo suficiente caliente para que se pueda meter el dedo sin quemar)
1 cucharadita de postre rasa de sal
1 cucharadita de postre de levadura en polvo especial para pan, la que uso yo es una inglesa "Allinson Easybake" pero podéis usar la de Verival Natur, se puede encontrar en packs de dos sobres en la sección de refrigerados del supermercado. Si no la encontráis, también se puede hacer con 12,5 gramos de levadura fresca, Levital, también en refrigerados, la que NO debe usarse es tipo Royal o Canario.

En caso de usar levadura fresca, hay que mezclarla primero con el agua caliente hasta que se diluya por completo.


Molde alargado para pan. El que uso yo, como expliqué en el artículo anterior, es de 30 largo x 12 ancho x 8 algo. No hace falta que sea idéntico pero eso, que tenga forma de "pan de molde".

Bol de plástico, (de metal también sirve pero he comprobado que se saca mejor si es de plástico, y es más sencillo limpiarlo)

Tiempo de preparación: cinco minutos

Tiempo de espera: 3 horas (2 para la primera levada + 1 para la segunda)

Preparación:

En un bol mezclamos la harina, no hace falta tamizar, la sal y la levadura (en caso de usarla en polvo, como ya he dicho, si es fresca hay que mezclarla con el agua).

Hacemos un hueco en el centro y con ayuda de una espátula mezclamos mientras añadimos el agua, cuando esté bien mezclada nos ponemos un poco de harina en las manos (fuera anillos y pulseras!) y amasamos suavemente hasta que no quede harina suelta, no pasa nada si está un poco pegajosa, es normal.

A continuación metemos el bol con la masa dentro de una bolsa grande de plástico y la cerramos (lo que suelo hacer es poner la bolsa sobre el bol y dejar la abertura debajo del mismo), tiene que reposar así dos horas.

Pasado ese tiempo, habrá doblado su tamaño, o más, ponemos un poco de harina donde vayamos a amasar y con los puños apretamos para que salga el aire, hacemos una bola, la aplastamos y luego la doblamos hacia el centro para que quede un rollo. Le damos la vuelta, la colocamos en el molde engrasado con mantequilla (no mucha) y echamos un poco más de harina por encima de la masa, volvemos a meterla en la bolsa, cerramos y esperamos una hora más para la segunda levada, volverá a doblar su tamaño. 


Precalentamos el horno a 230ºC. Cuando haya pasado la hora, sacamos el molde, rapidamente hacemos un corte a lo largo (yo utilizo una tijera así por encima porque con el cuchillo me cuesta que se abra) y lo metemos en el horno durante 25 minutos, pasado ese tiempo bajamos a 160ºC durante 15 minutos más. Tiene que estar dorado por encima. Lo sacamos, para saber si está bien hecho hay que darle unos golpecitos por debajo y tiene que sonar a hueco, desmoldamos y ponemos sobre una rejilla para que se enfríe, para saber si está bien hecho hay que darle unos golpecitos por debajo y tiene que sonar a hueco.


lunes, 11 de agosto de 2014

Pan blanco con sésamo


Ahora le toca uno de los panes más normalitos que he hecho ultimamente, aunque no por ello deja de ser buenísimo. En realidad la receta original no llevaba nada pero quería probar y le he añadido semillas de sésamo, una buena idea porque le da un toque muy rico.

2014©María A. Domínguez


Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de fermentación: 3 horas (2 + 1 h)
Tiempo de horno: 40 minutos

Ingredientes:


450 gr. Harina de fuerza (importante que sea de fuerza siempre que vayamos a hacer este pan) más un poco de harina extra para espolvorear la tabla.
1 cucharadita rasa de sal (de las de postre)
12,5 gr de levadura fresca Levital (o similar)
350 ml de agua caliente (que esté bien caliente pero se pueda mantener un dedo dentro sin "quemar")
2 cucharadas soperas de semillas de sésamo, crudas.

También necesitamos una rejilla para que el pan se enfríe, ya sabéis, que el aire pueda circular por debajo como la que aparece en la foto de arriba. La masa se puede hacer con una cuchara de madera, espátula y las manos o, más comodo, con una batidora de varillas de amasar, una bolsa grande de plástico y unas pinzas para cerrarla, las de la ropa sirven). Un molde alargado, el mío es de 30 cm x 12 cm x 8 cm.

Precalentar el horno a 200ºC (calor arriba y abajo, si tiene ventilador, bajar a 190ºC, al menos yo tengo que hacerlo con el mío, como siempre, cada uno conoce mejor que nadie su propio horno)

Preparación:

En un bol grande mezclamos la harina, la sal y el agua, donde previamente habremos desmenuzado y mezclado bien la levadura. Mezclamos bien, ya sea a mano o con la amasadora, añadimos las semillas de sésamo y seguimos mezclando, hasta que nos quede una masa consistente, es muy pegajosa, si usáis las manos, conviene tener  harina para que no se nos pegue todo.

Para la primera fermentación dejamos la masa en el bol y lo metemos dentro de la bolsa de plástico, cerramos con las pinzas y la dejamos dos horas. Pasado este tiempo habrá doblado su tamaño, espolvoreamos la superficie que vayamos a usar para darle forma a la masa y volcamos el contenido del bol, le damos forma y lo metemos en el molde (tiene que estar engrasado con un poquito de aceite de oliva para que no se nos pegue, aunque el que tengo yo es antiadherente y de momento funciona). Meter el molde en la bolsa durante una hora.
Hornear a 200ºC durante 25 minutos, pasado este tiempo bajamos la temperatura a 160ºC y dejamos 15 minutos más. Cuando lo saquemos del horno, hay que darle unos golpes en la parte de abajo y que suene a hueco, si no, dejarlo cinco minutos más en el horno, sin el molde, y boca abajo.

Bon apetit!

sábado, 9 de agosto de 2014

Panecillos con semillas de amapola ("Poppy seed rolls")

Más pan. Ahora, receta de Delia (como no), unos panecillos ideales para desayuno,  meriendas (bueno sí, y cena y lo que sea), lleva un poco de tiempo hacerlos, debido a las dos "subidas de masa" que debe hacer, pero merece la pena, es sólo eso, calculad unas tres horas y media de antelación a la hora que los queráis servir.

En la web de Delia Smith, si buscáis "Poppy seed rolls" aparece la receta en inglés y debajo un vídeo correspondiente a la lección 2 sobre como hacer diferentes panes, y se puede ver lo sencillo que es prepararlos.

2014©María A. Domínguez
 

Ingredientes:

550 gr Harina de fuerza 
1 cucharada de postre de sal
12,5 gr aproximadamente de levadura fresca (como siempre, la que uso yo es Levital)
350 ml de agua caliente (lo suficientemente caliente para poder aguantar un dedo dentro sin quemar, pero debe estar caliente, no templada, si no, la levadura no se activará).
3 cucharadas soperas de semillas de amapola. (Se puede sustituir por sésamo si os gusta más)


Preparación:

En un bol grande mezclamos la harina y la sal. Disolvemos bien la levadura en el agua y la incorporamos a la mezcla de harina, mezclamos con una cuchara y luego la amasamos en el mismo bol (si tenéis amasadora mejor, pero se puede hacer a mano sin problema). Dejamos la masa en el bol y lo metemos en una bolsa de plástico cerrada con una pinza o un nudo, tiene que estar así dos horas. Cuando haya pasado ese tiempo, habrá doblado su tamaño, pasamos la masa a una tabla, aplastamos para quitarle el aire, estará muy elástica, dividimos en doce trozos, con cada uno de ellos hacemos un nudo y los ponemos en una fuente previamente engrasada con aceite de oliva, espolvoreamos las semillas por encima y dejamos reposar otra hora más. Volverán a aumentar de tamaño, así que hay que dejar espacio entre los panecillos.

2014©María A. Domínguez

Mientras tanto precalentamos el horno a 180ºC. Cuando haya pasado la hora, colocamos la fuente en la parte central del horno (yo lo pongo con calor arriba y abajo), horneamos entre 20-25 minutos, tienen que estar dorados y al sacarlos y darles unos golpes por debajo, ha de sonar a hueco. Dejar enfriar sobre una rejilla que deje circular el aire por debajo.

Salud!!!


martes, 5 de agosto de 2014

Pan integral de semillas y aceitunas


Y seguimos con panes, éste es tan bueno que casi no hace falta ponerle nada, un poquito de mantequilla y ya basta, se puede usar también para hacer sandwiches "gourmet" :) 

Esta receta es con semillas y aceitunas, para hacer un pan integral básico, se puede seguir exactamente igual sin añadírselas, al igual que acepta variaciones de cualquier tipo, nueces, pasas, almendras, lo que se os pase por la cabeza.


©María A. Domínguez

Necesitamos:

Molde repostería, medidas 32 cm largo x 14 cm ancho x 7 cm alto (aproximadamente, éstas son las medidas del mío), engrasado con un poco de aceite de oliva (con un papel de cocina se reparte muy bien).
Papel de hornear, un rectángulo igual a la base del molde.

Amasadora eléctrica (opcional, se puede amasar a mano, no necesita mucho tiempo).

Bol grande.


Una bolsa de plástico en la que quepa de sobra el molde.

Un par de pinzas de ropa.

Una rejilla metálica para enfriar el pan (o lo que tengáis, el aire tiene que poder circular por debajo)

Precalentar el horno a 180º (en teoría debe ser a 200º pero mi horno con ventilador tiene demasiada potencia y tengo comprobado que 170º - 180º  es más que suficiente).


Ingredientes:

500 gr harina intengral
12,5 gr levadura fresca (medio bloque de la marca Levital, vienen dos de 25 gr. en cada paquete, se puede encontrar en la sección de refrigerados del supermercado, donde están las pastas frescas)
375 ml de agua caliente. Esto es importante, tiene que estar caliente pero sin quemar, para tener la temperatura bien, tenemos que poder poner un dedo en el agua y notarla bien caliente pero sin que nos llegue a molestar como para sacarlo.
1 cucharada de postre rasa de sal fina.

50 gr de semillas variadas para pan. (Venden unas bolsas o botes preparados, si no lo encontráis podéis comprar por separado las que más os gusten, en este caso he usado un variado que es para ensaladas porque también lleva nueces, avellanas y anacardos, no me había dado cuenta de que no era para pan pero ha quedado rico igual).
50 gr de aceitunas sin hueso cortadas y escurridas bien, QUE ESTÉN SECAS (en mi caso las puse negras, se puede poner cualquier tipo de aceitunas siempre y cuando estén bien escurridas con papel de cocina, si están húmedas pueden fastidiarnos el pan).

Preparación:

Diluir bien la levadura en agua caliente.

En el bol mezclamos la harina con la sal, hacemos un hueco en el centro y añadimos el agua con la levadura, las semillas y las aceitunas. Amasamos bien, en caso de hacerlo a mano, poner un poco de harina sobre una tabla o mesa de amasar.

Le damos forma y lo introducimos en el molde previamente engrasado y con el papel de hornear colocado en el fondo. 


En la bolsa de plástico echamos un chorrito de aceite de oliva y la movemos para que se reparta, esto es para que no se pegue la masa con la bolsa al subir, metemos el molde dentro, dejando espacio para que la masa suba y cerramos la bolsa con las pinzas.

Dejarlo reposar 90 minutos. Cuando haya pasado ese tiempo, ANTES DE ABRIR LA BOLSA, la acercamos al horno, sacamos el molde y lo metemos rapidamente en el horno. (Es para evitar que baje mucho la masa, aunque luego vuelve a subir). 

Hornear unos 40 minutos, para saber si está hecho, al darle golpes con el puño en la base tiene que sonar a hueco, si no, se puede dejar otros 5-10 minutos sin molde y al revés.

Lo dejamos enfriar sobre la rejilla y a comer.







©María A. Domínguez




lunes, 28 de julio de 2014

Pan tradicional irlandés

La receta de este pan para hacer en casa la he cogido de la web de Delia Smith, la dejo en castellano para los que tenéis el inglés atravesado pero merece la pena echarle un vistazo al vídeo que tiene AQUÍ, es el pan que hacen a partir del minuto 7, tenéis el vídeo al final de la receta de la web de Delia.  

©María A. Domínguez

Ingredientes:

375 gr. Harina integral
75 gr. Harina normal
300 ml suero de leche “buttermilk” (Abajo explicación de cómo hacerlo en casa)
1 cucharadita de postre, rasa,  de sal
1 cucharadita de postre, rasa,  de bicarbonato sódico.
75 ml de agua

Precalentar horno a 180 – 200 grados (arriba y abajo), el mío tiene ventilador y tengo que bajar un poco, a unos 160, cada uno conoce como funciona su horno.


Preparación:

“Buttermilk”: mezclamos la leche con dos cucharadas soperas de zumo de limón natural, dejamos reposar unos 10 minutos, hasta que parezca que se ha “cortado”. Reservamos.

En un bol grande echamos la harina, sal, bicarbonato, removemos y añadimos la “buttermilk” y agua, mezclamos bien, mejor con varillas amasadoras o si no, con una espátula, después,  sobre una tabla con un poco de harina, le damos forma redondeada, aplastamos un poquito para que quede como un bollo grande y con un cuchillo afilado hacemos dos cortes profundos, sin llegar hasta abajo, más o menos a la mitad de la altura del pan, espolvoreamos con un poco más de harina  por encima y al horno unos 40 minutos, al golpearlo por abajo tiene que sonar “hueco”.


No necesita tiempo de espera para subir, ya lo hace en el horno.

Que aproveche! 

miércoles, 23 de julio de 2014

Pizza con masa casera de Svieta

©María A. Domínguez
He intentado varias veces hacer pizza casera pero no daba con la masa adecuada, hasta que he probado la de Svieta (sin pincháis os llevará directamente a su blog de recetas).

La he hecho muy ligera porque necesitaba que fuera apta para una persona que tiene un problema en la vesícula, nada de tomate y baja en grasa, pero desde luego se puede poner encima lo que queráis.

Ingredientes:
250 gr. de harina (en mi caso integral, la marca que he usado es "Sannia" de Eroski)
175 ml. de agua templada
12.5 gr. de levadura fresca (medio taco de la marca "Levital", también en Eroski)
1/2 cucharadita de azúcar
1/2 cucharadita de sal
2 cucharadas de aceite (en mi caso de oliva)

Los pasos a seguir (siempre guiándome por la receta del blog de Svieta) son:

Mezclar bien la levadura con el agua templada. Añadir azúcar.  Tamizar la harina, añadir sal y la mezcla de agua anterior, en un bol. Mezclar bien con una cuchara. Amasar, añadiendo puñaditos de harina si es necesario durante tres minutos. Untar con una cucharada de aceite y dejarla en reposo 40 minutos. (Si va a pasar más tiempo entre que la dejamos reposar y la cocinamos, hay que ir vigilando y amasar cada vez que crezca, para quitarle el aire).

En una fuente de horno engrasada con el aceite extender bien la masa (previamente pasada por un rodillo) y lo que le puse fue queso rallado bajo en grasa, champiñones laminados, taquitos de jamón de pavo, sal y pimienta al gusto y un poco de orégano, mejor si es fresco.


Introducir en el horno precalentado a 160ºC y dejar unos 20 minutos, la temperatura puede variar, en la receta original pone 250ºC pero el mío es con ventilador y siempre tengo que bajar los grados o se me quemaría.

Qué aproveche!